Oklahoma busca y llora a sus muertos tras devastador tornado – El Comercio (Ecuador)

Oklahoma busca y llora a sus muertos tras devastador tornado – El Comercio (Ecuador)

Oklahoma busca y llora a sus muertos tras devastador tornadoTiempo de lectura: 4′ 53” No. de palabras: 773

“En un instante, vecindarios quedaron destruidos, decenas de personas perdieron la vida”. Así resumió hoy un serio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la dramática en las barriadas periféricas de la ciudad de Oklahoma, donde los equipos de rescate seguían buscando frenéticamente posibles supervivientes de un devastador tornado que el lunes dejó decenas de muertos.

Según el último recuento oficial, la cifra de víctimas confirmada es de 24, entre ellos nueve niños. Al menos ese es el número de cadáveres que ha llegado hasta la oficina forense local, dijo su portavoz, Amy Elliott, a la prensa, aunque dejó abierta la puerta a que la cifra vuelva a subir radicalmente. “El teléfono no para de sonar”, la citó The Washington Post.Durante la noche, la cifra oficial de muertos había sido de 51, que The New York Times incluso llegó a elevar a 91.

Según la cadena local KFOR, la oficina forense explicó hoy que la drástica reducción de cifras se debe a que algunas víctimas mortales fueron “contadas dos veces” por error.

imagen

Stephanie Salinas frente a uno de los homenajes que se levantó por los fallecidos en el tornado de Oklahoma. Foto: AFP

Pero también el congresista por Oklahoma Tom Cole dejó claro que la expectativa es que el número de víctimas siga aumentando. “Va a ser un día muy triste”, vaticinó en entrevista con la cadena CBS.

El baile de cifras es algo habitual en situaciones de desastre como la que vive en estos momentos la zona residencial de Moore, en las afueras de Oklahoma City y el lugar el más afectado por el monstruoso tornado que la tarde local del lunes se abatió en el área con vientos de hasta 300 kilómetros por hora y un diámetro por momentos de hasta dos kilómetros.

Los residentes sólo tuvieron 16 minutos para buscar refugio después de que las autoridades dieran la alarma.

Habituados a este tipo de fenómenos, que se acrecientan en estos meses de primavera boreal, la mayor parte de los residentes locales corrió a buscar refugio en sótanos, escuelas o edificios públicos.

La fuerza del tornado sin embargo hizo que muchos de éstos quedaran destrozados, entre ellos dos escuelas de primaria donde este martes aún continuaba la frenética búsqueda de niños aún no hallados entre los escombros.

De hecho, de los nueve menores fallecidos, siete fueron hallados en uno de los colegios arrasados, de acuerdo con los reportes. En total, quedaron destruidas más de 300 casas y en Moore se interrumpieron todos los suministros de luz y agua.

imagen

Decenas de damnificados y voluntarios ayudan en los escombros que dejó el tornado de Oklahoma. Foto: AFP

Solamente había electricidad de los generadores de emergencia. “Igual que en la película ‘Twister‘”, describió la situación un testigo a CNN. Una mujer explicó entre lágrimas que de su casa solamente quedó en pie una pared y que la tormenta también se llevó su automóvil.

Según las autoridades meteorológicas, el tornado llegó a la Fuerza 5, la mayor en la escala de ciclones. El camino que siguió coincidió además con el del peor tornado jamás vivido en Oklahoma en 1999, en el que murieron 36 personas y fueron destruidos más de 8 000 edificios.

Obama declaró zona de catástrofe los distritos de Cleveland, Lincoln, McClain, Oklahoma y Pottawatomie. Con ello se allana el camino para que las víctimas tengan acceso a medios públicos para recibir refugio y para la reconstrucción, indicó la Casa Blanca.

Ya el domingo había habido una serie de tornados en Oklahoma y en los estados de Kansas, Iowa e Illinois.

El mandatario recibió una nueva actualización de la situación a primera hora de la mañana de este martes, tras lo cual compareció brevemente ante las cámaras para prometer a los residentes de Oklahoma toda la ayuda que necesiten, “el tiempo que haga falta”.

“Los residentes de Moore deberían saber que su país estará con ellos, para ellos, junto a ellos, el tiempo que haga falta para reconstruir sus casas y escuelas, para que reabran los negocios y hospitales”, dijo desde la Casa Blanca.

El mandatario reconoció que los afectados tienen ante sí un “largo camino” hasta la recuperación. Pero les aseguró que “no harán el camino solos”. “El país viajará con ustedes (…) nuestras oraciones están hoy con al gente de Oklahoma, y apoyaremos esas oraciones con hechos el tiempo que haga falta”, prometió.


Top Stories – Google News

Post a Comment

*

code