Los obispos catalanes prometen colaborar con la justicia en los abusos a menores