La UE e Iberoamérica buscan una salida para la crisis en Venezuela