El notario que narró el esplendor de Córdoba

El notario que narró el esplendor de Córdoba

Hubo un tiempo en que Córdoba era una de las capitales del mundo. En ella vivían grandes poetas, artistas, pensadores y médicos, como los que trataron al rey de León Sancho I el Craso de su extrema gordura con una estricta dieta. Fue el cénit de la dinastía omeya en Al Andalus, con el califa Al Hakam II, que gobernó entre 961 y 976 la gran potencia del mundo occidental. De la última etapa de su califato tomó nota un secretario de la corte, Isa al-Razi, un funcionario escrupuloso, escriba de unas crónicas intramuros en las que detalló si llovía o si las cosechas se agostaban, las personalidades que recibía su señor o cómo se recaudaban los numerosos impuestos que engrasaban la gran maquinaria administrativa. En esos anales se ha basado el historiador medievalista Eduardo Manzano Moreno para ofrecer en su ensayo La corte del califa (Crítica) un detallado fresco del esplendor de la Córdoba andalusí.

Seguir leyendo.

Article by [author-name] (c) Portada de Cultura | EL PAÍS - Read full story here.