El cine que se cuenta

El cine que se cuenta

La a veces radical diferencia entre la narrativa y el lenguaje literarios y los modos cinematográficos podría explicarse con películas como El hijo del acordeonista, segundo largometraje de Fernando Bernués, basado en la novela de Bernardo Atxaga. Una reflexión desde el presente incierto, la vida en democracia en el País Vasco, hasta el turbio pasado, los últimos años del franquismo y la primera etapa del terrorismo, el de ETA y el de estado, que, en una segunda instancia de su encaje temporal, se retrotrae hasta un pretérito aún más descarnado, la Guerra Civil Española. Una película sobre el peso del pasado en la que pocas cosas ocurren simplemente porque casi todo se cuenta.

Seguir leyendo.

Article by [author-name] (c) Portada de Cultura | EL PAÍS - Read full story here.